viernes, agosto 26, 2005

Próximas preentaciones de Cardo

poeticardo...
•Centro Cultural España en México. Jueves 6 de Octubre 2005, 7:00 pm. Sergio Santigago Mandariaga y Oscar cid de León, Patricia Farfán, Nora Carillo(los tres últimos por confirmar). Micrófono abierto a los autores de Cardo
•Casa del Poeta Ramón López Velarde. Martes 18 de Octubre 7:00 pm. Modera: María Luisa Rubio. Roberto Borja. Por confirmar: Tony del Toro.
•Centro Cultural Santo Domingo. Lunes 7 de Noviembre; Oaxaca, Oax. Apertura de las Jornadas de Sor Juana Inés de la Cruz. Modera: Raquel Olvera. Presentan: Roberto Ramos Trujillo, Cesar Arístides (por confirmar).

jueves, agosto 25, 2005

Anuncio: Libro Cardo/Poesía/5 Años

El libro está ala venta en:

Sotano
Parnaso
Siglo XXI
Fondo de Cultura Económica

sábado, agosto 20, 2005

Fiesta

Dear compañeros de Cardo
A todos la mas cordial invitacion a mi casa despues de la presentacion del libro este martes 23 de agosto ¡Hay reventon! recuerdan es junta a la casa de Raquel love prema

miércoles, agosto 17, 2005

A la caza de intangibles

De José Antonio Matesanz
Martes 23 de agosto
Casa del poeta 7:00 pm
Presentan:
Iván Buenader
Raquel Olvera
el autor


Posted by Picasahabrá vino de festejo

martes, agosto 16, 2005

PORQUE YO ASÍ LO QUISE
-
Se presenta este viernes 19 de agosto
a las 19 horas
en la Casa de la Ciudad
(Porfirio Díaz esquina con Morelos)
Oaxaca, Oax.
-
Presentan:
Nora Ortiz Muro,
y la autora
-
Descuélguense ya!!!
-
Habrá mezcales y cocteles donají*
-
*Donají (Alma Grande): Princesa zapoteca hecha prisionera por los mixtecos. Decapitada en las riberas del río Atoyac. Dicen que al desenterrar su cabeza, pasado un tiempo, la encontraron intacta, y sobre su frente un lirio morado, enraizado en su sien derecha. Dicen también que brotó de su sangre y que ostentaba frescas y hermosas flores.

lunes, agosto 15, 2005

A la caza de intangibles en Tuxpan Veracruz


m Posted by Picasa

domingo, agosto 14, 2005

Presentación El Cardo/ Pablo Narral

Presentación El Cardo

Cuando me puse a buscar información sobre el cardo, la encontré variada.

Hay cardo marino por ejemplo, que sirve para aliviar el hígado. Los hay tipo alcachofa el cual, para realizar una receta buena, se recomienda una larga cocción. Hay cardo silvestre que tiene la capacidad de crecer en zonas muy secas ya que almacena agua y la hace resistente a cualquier sequía. También una variedad de cardo que utilizan algunos pueblos indígenas con intenciones medicinales y también brujéales. Este último se frota sobre la persona, desnuda preferentemente, con el fin de convocar buenos dioses y apartar a las canallas fuerzas del mal. El brujo limpia el alma maldecida y castigada de su paciente y le da una energía nueva para que el pobre regrese a padecer o gozar con renovados bríos. Pero claro hay otro cardo.

Este Cardo que hoy nos convoca es un cardo que intenta, con Raque] Olvera en la dirección, lograr un trabajo donde la luz, el oficio, los nervios, la sensibilidad aproximen, desde un punto de partida inclusive vacilante, una senda que los recubra y los escurra. Ella nos explica: Un día me vi impelida por la fuerza de jóvenes poetas que encontraba en mi camino a compartir mis conocimientos de las técnicas y herramientas para escribir poesía y corresponder así al trabajo que se tomaron conmigo ¡os maestros de talleres que tomé hasta entonces: Ignacio Betancourt, Dolores Castro, Francisco Hernández, Eduardo Milán.

Raquel hace mención unas líneas más delante, de la obra que realizó en ella la unión de Percepción Temporal, el imprescindible libro de Octavio Paz el Arco y la Lira y los cantos cardenches como totalidad que generó el taller.

Pero es importante hacer una mención más y es tal vez el punto que hace diferencia entre un taller y otro. En el caso de Cardo hay una clara intención grupal. No es sólo la intención de un conjunto de personas que aisladamente intentan una aproximación a la literatura. Es una comunión, que utilizando a Raquel Olvera como médium, sacerdotisa traviesa, convergen en un punto en común que los hace estar por encima de la actitud de un taller y componer una orquesta de inquietos, de artistas que cada uno, desde una perspectiva, curiosidad, afinidad, llámese como quiera, buscan alcanzar su lugar dentro de la creación. Para ello bucean zonas que para algunos son nuevas, ya que provienen de otros oficios como la plástica, la danza, lo actoral, analista de sistemas, historiador, psicología, antropología, narrativa, músico, ciencias políticas, diseñador gráfico, sociología, titiritero, periodista, en fin, esta enumeración es con la intención de mostrar el abanico de Cardo y comprobar que la poesía no respeta nada ni nadie y no duda de hacerse un lugar en todos aquellos que estén dispuesto a abrirse.

Estos hombres y mujeres tomados por sus visiones, y con la disposición en la piel, lo gran construir sus retratos, sus siluetas con la temeridad y el temor que implica aproximarse a la palabra. El tener ese punto donde el carácter de la palabra y el carácter del poeta, pueden pactar y construir el poema. Alejados de la aprensión a la Gracia, y más bien tomados por ella, estos creadores llegan a que es, en definitiva la acción y no sólo la creencia o convicciones, la que nos une y nos envuelve con la poesía. No me refiero a la acción combativa como puede entenderse en la política, me refiero a la acción que permite una lucha de iguales con los límites, un combate que nos ubique en algún piso del edificio del lenguaje. Transmutar a las conjeturas y las posibilidades, en exitosos palos de ciego. Para la filosofía la verdad más cierta es más o menos verdadera. La verdadera batalla es una contingencia de los sentidos. Crear es una actitud, no una suerte. Ningún artista puede estar seguro que entiende a otro, ya que en ocasiones se verá confuso inclusive el mismo. En poesía nada permanece quieto.

El Cardo desde esta antología no se presenta fragmentado, como suele ser en general. En esta antología de Cardo es una comunión lo que provoca la lectura. Donde cada uno de los poetas es una parte. Una totalidad que encuentra su vitalidad en la contradicción de cada uno.

Raquel alcanzó un trabajo no sólo técnico, también humano. Donde los participantes de la antología funden sus maneras de jugar con el alcance posible que tiene lo decible.

Presentar una antología es en la mayoría de los casos un perderse con ella o un perderse en ella. La experiencia en este caso, más allá de la preferencia personal, fue el recibir una respuesta nítida de moverme con todo lo que en ella se desplegaba. Una experiencia con lo que puede ser balbuceado no mostrado: la poesía.

Allí donde la belleza y utilidad se diferencian, distinguiéndose el arte del artefacto.

Buscando desde la esfera de la sensibilidad, la atención en el encuentro de la condición humana con los problemas de la naturaleza.

Pero lo más importante de! trabajo de toda este grupo Cardo con Raquel Olvera, es ese verso del poeta chileno Omar Cáceres. Los integrantes de Cardo trascurren a través de todo sin romperse.

En el tablero


En el Centro Cultural España de Buenos Aires Posted by Picasa

viernes, agosto 12, 2005

El Hombre Desnudo

Yo no soy un eclipse, por ejemplo
o un pan de anís, menos
En mis venas corren rojos ríos de savia

y soy un hombre, por ejemplo
Un hombre desnudo y sediento
tan sólo y único
frente al mar de una mujer también desnuda


Me visto con espejos transparentes

pero soy un hombre,
no uno cualquiera.
Soy un hombre desnudo.



Raúl Ríos.

martes, agosto 09, 2005

Para Nora Carrillo.
Ago, 5 05

Las paredes se desangran
de las grietas
emerge un grito.
Un jinete cabalga desbocado
se estrella.

El corazón de ángel
lo reconcilia a la vida
la mujer de alas blancas
lo ha devuelto a la cordura.

Ella se aferra con las uñas
el mundo es suyo
Las letras palabras se rehacen en poemas
de sus manos brotan flores, un pensamiento
y
Un hijo fresco.

Patricia Hernández Huerta

domingo, agosto 07, 2005

Eso sonaba amenazador: parte I (crónica)

—Vamos a echar una vineteada, con eso nos aseguramos que vamos en copa— dijo Iván Buenader.
—Nos vamos a ir borrachos?— Preguntó Raquel.
—las aerolíneas en las que vamos viajar se llama COPA el grado de la implicación etílica va por tu cuenta.
—No te gustaría viajar con migraña—susurró la voz de Roberto Borja tras las orejas de Raquel.

Estuvimos en casa de Iván Buenader: Luis Varas y su Rodrigo, Roberto Ramos, el mismísimo Tigre Famélico y María Luisa Rubio, Tania Díaz, Gustavo y Oscar Torres recién saliditos de sus respectivas oficinas. (bastante guapos todos para ser las diez de la noche de un jueves.

Entre copas y sopas, hablaban de los preparativos cuando Tania preguntó cuanto tiempo estaríamos fuera. Raquel contestó que una semana pero a mismo tiempo contestó Iván que solo había oído la última parte de la conversación:
—Igual y dormimos—. El silencio se hizo. —Va a estar buenísimo—, era el pensamiento colectivo que podía cortarse con sierra de motor.

A las 3:30 tal vez, Roberto Borja susurro tiernamente en el oído de Raquel:
—Amor, no sería bueno que viajaras con migraña— llamaron a Taxi Elite. Luis Varas y Rodrigo habían partido unas horas atrás después de una sesión de fotos frente al ‘altar’ que Iván Buenader había preparado para la ocasión: Una gran bandera argentina, azul y blanca sobre la pared y en la esquina inferior derecha un afiche mostraba a Evita Perón ‘chachita’ah no, la de Argentina, che! Diciendo al pueblo quién sabe qué con la mano estirada. Pero más de cerca se pudo distinguir entre la masa de luces y sombras de la Perón la menos cara máscara de Raquel Olvera. Para muchos pasó desapercibido un detalle, a decir de Buenader:
—El afiche, —juraba— es milagroso—. Decía. —Mira: sobando el rostro Perón-Olvera — (de veras era un rostro perón)—, se hace la luz. Y era cierto: El rostro de las damas en cuestión estaban estratégicamente colocadas sobre el apagador de la sala.

Al final, ya bastante vineteados, Tania y Oscar se despidieron, pero María Luisa Rubio y Roberto Ramos permanecieron solidarios, estoicos ...y un poco ebrios decidieron hacer guardia para acompañar a Buenader y que no se quedara dormido. Más heroico que hacer guardia resultó la tarea de cerrar la maleta de Iván. Los bigotes del tigre resplandecían verticales mientras él, horizontal, mantenía todo el peso de su famélico cuerpo y la fuerza de sus manos de gorrión sobre la petaca con el fin de que María luisa Rubio corriera el cerrojo. Al final no averiguamos si cerró o no, pues tuvimos que mantener los ojos bien abiertos para vigilar que la maleta continuara bien cerrada.

—Lo negaré todo—rezaba la tapa del libro de fotocopias engargolado con la primera versión de la novela que Ivan Buenader terminó el mismisimo domingo anterior.

El viaje de Chilngolandia a Mibuenosairesquerido se llevó a cabo sin contratiempos. Iván viajó dormido. Raquel patino en el aire y sin migraña.
Esta historia continuará.

Nota el pie de página:
Perdonen las faltas (de ortografía) las otras sólo Dios me las puede perdonar!
Pero aquí el tiempo es oro.

Estoy en Brasil!!!!!!!!!! Y al fin puedo cumplir con mi deber de informante.
Besos a todos.