martes, septiembre 20, 2005

Murió el poeta Alejandro Avilés

No, no quiero morir. Por eso escribo.
Mas escribir es navegar muriendo,
es trazar en las aguas las oscuras
matrículas del viento.

Escribir de la vida en una hoja
es levantar montículos de arena ,
sobre la móvil cimbra de la playa
que abaten las mareas.

Escribir de los seres es borrar
en cada tramo el trepidante signo
y olvidar que la noche nos congrega
al borde del abismo.

---------------------------------------------------------

María Eva, recibe nuestro abrazo. Y nuestro abrazo para todos sus hijos

3 Comments:

Blogger Lety said...

Gracias por abrir el espacio para abrazar contigo a sus hijas y también a Doña Lolita. Recordar a Don Alejandro es recordar los primeros tiempos contigo. Besos

martes, septiembre 20, 2005 6:14:00 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

"Oh, amigos. Esta tarde he recordado la futura mañana en que me sacarán dormido, como un oscuro leño en vuestros hombros" (AV)




Perdón por la versificación, y perdón, incluso, por alguna deformación de mi parte en estas líneas, pero mi memoria fue más rápida que detallista, perdón también por eso.

Dejo aquí un abrazo sincerísimo a María Eva (no sé si me recuerde); a sus hermanos; a la maestra Lolita, su inquebrantable amiga; a la comunidad académica de la Septién, que también siente, no lo dudo ni un poquito, la gran pérdida. A todos, si ustedes lo permiten, María Eva, me uno al séquito que sacará dormido al maestro Avilés para entregárselo al viento,

"don del viento".





-

miércoles, septiembre 21, 2005 12:16:00 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Oh amigos, esta noche he recordado
la futura mañana en que vosotros
me llevaréis dormido
como a un obscuro leño en vuestros hombros.

Aún bajará del cielo
la luz que vive, en gozo por el campo.
Y sonará en los aires
el sueño de los pájaros.
Y tenderá la tierra entre las sombras
sus maternales brazos.

Yo pesaré de gratitud, oh amigos.
Y a cada paso el pecho caminante
recordará las horas
en que tomaba el corazón su parte.

(Tránsito, de Alejandro Avilés)

miércoles, septiembre 21, 2005 12:26:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home