miércoles, junio 29, 2005

El cazador

De Francisco Hernández

Ibas a la montaña en busca de jaguares,
tapires o faisanes.
Siempre te acompañaba la mujer de otro.
En mis sueños te veía raudo por la playa,
eludiendo tenazas de cangrejos azules.
Ahora caminarás desnudo por la noche sin término.
Ojalá te encuentres con los ojos
de todos los animales que mataste.

*

Hoy soñé algo semejante. Sólo que los ojos no eran de animales. Eran de puertas que nunca abrí. Creo la representación de un multihomicidio de pensamientos, actos y palabras. Chale. :C

3 Comments:

Blogger Raquel Olvera said...

me encanta don francisco oh!

jueves, junio 30, 2005 12:21:00 a. m.  
Blogger Lo-que-serA said...

¿De veras te faltaron puertas por abrir? Te vi tocar a varias de ellas, vi otras (muchas) desaparecer en tu presencia, traspusimos juntas otras (las más de las veces tú ya estabas dentro) y tal vez, solo tal vez, derribaste unas cuantas a patadas.

jueves, junio 30, 2005 2:00:00 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Qué? Mande? De qué me perdi? A quién le hablas, tú?, jeje

:D

jueves, junio 30, 2005 2:47:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home